Youth Exchange en Bolonia: una experiencia inolvidable

Cuando me llamaron de la Asociación Mundus para decirme que había sido aceptada en el Intercambio Juvenil “Soulkitchen” de Bolonia (y que, por suerte, no me coincidía con las fechas del Douzelage), casi me da algo de la emoción. Siempre había querido ir a Italia y esta parecía la oportunidad perfecta: intercambio cultural, talleres de cocina, Bolonia… ¿qué más se puede pedir?

La Lodola

Desde el principio se dejaba claro en el infopack que se trataba de un Intercambio autogestionado, es decir: los participantes cocinamos, limpiamos y proponemos actividades (energizers, team building, etc.). Pero ni por asomo me imaginaba que estos 10 días en Bolonia iban a ser como finalmente han sido.
No soy fan de Gran Hermano, pero por lo poco que sé del programa, esto es lo más parecido a él que voy a vivir en mi vida. 28 personas relativamente aisladas del mundo (gracias al coche de Andrea podíamos ir a comprar a la única tienda que había en 10 km a la redonda), ocho nacionalidades, una casa, un presupuesto para comida y un objetivo: convivir y compartir nuestras diferentes visiones sobre la vida y la gastronomía.
Y lo que más lo ha diferenciado de un Intercambio Juvenil normal y corriente: estábamos solos. Sin nadie de la asociación organizadora que “controlase” lo que pasaba. Autoimponiéndonos normas de conducta, horarios y actividades.

YE Bolonia

No sabría decir si esta experiencia me ha cambiado o si sólo me ha ayudado a ser un poco más “yo misma”. El haber tenido que pasar 24 horas al día durante más de una semana con las mismas personas, rodeada de un paisaje precioso y con un sistema de autogestión, ha hecho que todos saquemos lo mejor de nosotros mismos para favorecer la convivencia. He tenido la oportunidad de conocer personas maravillosas: organizadas, responsables, divertidas, comprometidas, creativas, emprendedoras, cariñosas, acogedoras…

Éramos 5 españoles, 5 franceses, 2 marroquíes, 4 italianos, 4 polacos, 6 estonios, 1 gambiano y 1 filipina. Y juntos hemos cocinado y comido pasta con tomate, pan casero, sobrasada calabresa (nduja), parmesano con vinagre balsámico de Módena, polenta, tiramisú, risotto, tortilla de patata, patatas bravas, gazpacho, el mejor arroz con leche del mundo, mil quesos distintos, paté, ensalada de frutas, patatas al horno, creps, churros, pizza, helado, ensaladilla estonia (que no rusa), pierogui (mi comida polaca favorita ❤ ), tarta, espaguetis carbonara, tagliatelle al ragù… (por cierto, nº23 de Tanto Por Hacer: ¡tachado!)

Comida YE Bolonia

Y sí, es cierto que el tema principal del Intercambio era la cocina, pero puedo asegurar que he aprendido muchas cosas más. Con experiencias como esta te das cuenta de lo importante que es el aprendizaje no formal. He aprendido a hacer queso, pan y a cocinar para 30 personas, pero también a decir trabalenguas en polaco e italiano, a cantar canciones polacas y gambianas, a compartir habitación y baño con otras 10 compañeras sin problemas, a ser un poco más tolerante con los insectos con los que hay que convivir en el campo, a no preocuparme si las cosas no salen tal y como espero y a no juzgar a las personas por la primera impresión que me hago de ellas.

He aprendido a dejarme llevar y guiar, cosa que me hacía mucha falta. Pero también he aprendido a reaccionar ante lo imprevisto, ya sea a apagar un fuego descontrolado o a poner fin a una crisis de alergia horrorosa al polen. Y a hacer mangas pasteleras con bolsas de plástico y celo, a conseguir un gazpacho perfecto a pesar de que la batidora apenas funcionara…

Spanish team YE Bolonia

Cuando digo que me voy a un Intercambio Juvenil, la gente me suele preguntar si alguien va a venir aquí mientras yo me voy. “Eso es un intercambio, ¿no?”. A toda esa gente le respondo que realmente no tiene mucho sentido el nombre porque no consiste en irme y que vengan. Pero cuando lo vives es cuando te das cuenta del por qué de “intercambio”. Se comparte la comida, el espacio, la cultura, las expectativas, las emociones.
No somos tan distintos como pensamos a veces. En la mayoría de las ocasiones, lo único que nos separa es el idioma materno que tenemos, e incluso entonces, si nos esforzamos en aprender de los demás, nos damos cuenta de que la base es la misma. He podido comprobar que un montón de personas diferentes (distintos países/continentes, con diferentes pasados, estudios/formaciones, planes de futuro, forma de ver la vida y afrontar el día a día, diferentes religiones, etc.) tienen mucho más en común de lo esperado y son capaces de convivir durante una semana formando una gran familia autogestionada.

Familia YE Bolonia

Qué importante es tener el valor y las ganas de lanzarte a la piscina sin saber qué puede llegar a pasar (cuando, seamos realistas, muchas MUCHAS cosas pueden llegar a salir mal). Y qué importante es no crearte expectativas. Sólo así se consigue disfrutar del momento al máximo.

YE Bolonia

Creo sinceramente que este ha sido el mejor momento para disfrutar de esta experiencia. Realmente necesitaba esta semana de paz y desconexión. Me ha venido genial para desconectar del día a día y de las preocupaciones por lo que está por llegar, que no es poco.

Y qué bonito es sentirse niña otra vez. Volver a quedarme sin aliento jugando al pañuelo, volver a vivir cosas por primera vez: ver luciérnagas, sapos, arañas peleando contra avispas, conocer gente nueva y maravillosa, comer auténtica pasta y helado italiano, hacer queso, buscar constelaciones a las 2 de la mañana…

Me he sentido inspirada por todas las personas que he conocido, por sus historias y sus aspiraciones de futuro. Y sin duda alguna esta ha sido una experiencia que pienso llevar conmigo siempre como una pieza más de mi puzzle personal.

Gelato YE Bolonia

Los ocho días en la casita rural de La Lodola han sido geniales, pero a ello hay que sumarle el día entero en Bolonia al terminar el Intercambio. Me he enamorado de la ciudad a pesar de haber pasado sólo poco más de 24 horas en ella. Tiene gracia que “por culpa” del anterior intercambio en el que participé no pudiera acudir a uno de mis eventos favoritos del año: EcoAltea, PERO que gracias a este intercambio haya podido conocer y disfrutar de su “hermano gemelo boloñés”: la feria alternativa/ecológica de los miércoles por la tarde en Làbas Occupato. La visita a este rinconcito de la preciosa ciudad de Bolonia me ha parecido GENIAL y estaré eternamente agradecida a Margherita y Andrea por haberme descubierto una visión distinta a la que habría tenido desde la perspectiva de una turista normal. Non vedo l’ora di vedervi quando torno in Italia. Voi siete il migliore e lo apprezzo moltisimo ❤

YE Bolonia Labas

Tengo la teoría de que cuando eres realmente feliz en un momento no puedes llegar a sentirte triste cuando se acaba. Y este intercambio ha sido uno de esos momentos.

Mil gracias a todas las personas que habéis hecho de mi estancia en La Lodola y mi primera vez en Italia una experiencia única, inolvidable y super enriquecedora.

YE Bolonia

Qué curioso y paradójico resulta pensar que es necesario desconectar para poder CONECTAR.

Anuncios

4 thoughts on “Youth Exchange en Bolonia: una experiencia inolvidable

  1. “Tengo la teoría de que cuando eres realmente feliz en un momento no puedes llegar a sentirte triste cuando se acaba. Y este intercambio ha sido uno de esos momentos.”
    Chica has puesto palabras a mis sentimientos. Normalmente nos sentimos tristes cuando algo se acaba pero también es el comienzo de algo nuevo. Nuestro viejo yo se quedo en Bologna y ahora está nuestro yo renovado y lleno de ganas de comerse el mundo (y patatas y cebollas) jajaj
    Gracias por tan bonita reflexión!!! ❤

    • Muchas gracias a ti por dedicar unos minutos a leerlo ♡ Estoy totalmente de acuerdo, tanta patata ha hecho mella y ya no somos los mismos que antes jajajaja Y de verdad que no puedo sentirme triste, porque cada vez que recuerdo algo me sale una sonrisa 🙂 ¡Gracias por formar parte de esta experiencia!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s