Consejos para buscar una vacante de SVE

Antes de nada, ¿qué es un SVE? SVE son las siglas de Servicio de Voluntariado Europeo o Servicio Voluntario Europeo, un voluntariado subvencionado por el Programa Erasmus +. Es una actividad no remunerada y sin ánimo de lucro que se realiza a tiempo completo durante un periodo determinado en función del proyecto.

SVE

¿Y qué sé yo sobre la búsqueda de vacantes de SVE? Un poquito 🙂 Los que me conocen saben que estos últimos meses he estado dedicando parte de mi tiempo a buscar un proyecto de voluntariado para irme una temporadita al extranjero a practicar inglés y un segundo idioma, a poner en práctica lo que ya sé sobre comunicación y a crecer como persona, entre otras cosas guays que aporta el SVE 🙂 Pues bien, por fin puedo decir que he sido admitida en un proyecto en Milán en el que me hace muuuucha ilusión poder participar, así que he decidido contaros en qué consiste el proceso de búsqueda, a la vez que ofrezco algunos consejos derivados de mi experiencia.
¡Aviso a navegantes! Es un post larguito de los que a mí me gustan, pero os aseguro que si estáis interesados en el tema, os vendrá bien saber lo que os cuento 🙂

1.- Cómo encontrar el proyecto ideal

Lo principal de todo esto es encontrar un proyecto que te guste. Puede sonar bastante lógico, pero es que hay que tener muy en cuenta el PROYECTO. Me explico: una de las cosas buenas que tiene el SVE es el vivir durante X temporada en otro país, por lo que tiene sentido que tengamos preferencia por unos frente a otros. Por mi parte, tenía claro que quería ir a Italia, Holanda, Bélgica, Francia, Reino Unido, Irlanda… Y ya. PERO eso no significa que por el simple hecho de que salga una vacante para uno de los países a los que te gustaría ir, debes mandar solicitud. Aquí lo que importa es el proyecto: de qué trata, cuáles serán las tareas del voluntario, duración, etc. Esto es muy importante porque, a fin de cuentas, eso será a lo que te dediques durante el tiempo que dure tu SVE, así que debes tenerlo muy en cuenta. También los hay que deciden presentar solicitudes en base al tipo de proyecto (trabajo con niños, con mayores, comunicación, medio ambiente, etc.) sin prestar atención al destino. Obviamente es una opción válida, PERO se debe tener algo de cuidado porque no sería la primera vez que alguien acaba en un pueblecito perdido en mitad de las montañas croatas (por ejemplo), sin tener oportunidad de relacionarse con más gente que con los 4 gatos del pueblo. ¿Que quiero decir con todo esto? Que, a mi modo de ver, tanto el proyecto como el destino son muy muy importantes a la hora de seleccionar las vacantes a las que enviar solicitud.

Y, dicho esto, ¿cómo se encuentran las vacantes?
Hay varias opciones: a través de asociaciones españolas de envío (que publican sus ofertas en su web y/o página de FB, newsletters, etc.), a través de grupos de Facebook (donde las asociaciones de toda Europa publican sus vacantes; si buscáis por “EVS” en Facebook os saldrán varias) o a través de las páginas oficiales de búsqueda: Youthnetworks (que no tengo ni idea de por qué pero parece que ha sido borrada) y Europa.eu.

Por experiencia propia, os recomiendo que busquéis un proyecto que os guste y contactéis DIRECTAMENTE con la asociación de acogida, sin la de envío como intermediaria. Esto va porque hay algunas entidades de envío que tienen mucho morro y, al igual que para los Youth Exchanges o Training Courses, dan preferencia a los que ya han pagado la cuota de socio previamente o directamente TE EXIGEN pagarla si quieres enviar la solicitud (esto es lo que ocurre con Intercambia en los TC y YE -que tienes que ser de Málaga o si no nanay- , y con Yes Europa)*. ¿Qué hacía yo en estos casos? Ver una vacante molona en Yes Europa, por ejemplo, y buscarla por los datos que se proporcionan en las bases de datos internacionales (Youthnetworks y europa.eu). Pero ojo, que no es fácil, son muy listos y muchas veces ocultan el nombre de la asociación de acogida (supongo que para que no te quede otra y tengas que enviarlo sí o sí a través de ellos y, por lo tanto, pagar) por lo que es más difícil encontrar la vacante en las bases de datos internacionales. ¡Pero se puede!
Si no, también os recomiendo enviarla a través de asociaciones molonas como Asociación Mundus, Acción Balear o COCAT. He tenido muy buenas experiencias con las 3, contestan rápido, se preocupan por tu caso/solicitud y te mantienen informado del proceso.
*Pequeña aclaración: me parece totalmente comprensible que las asociaciones pidan el registro y el pago de la cuota de socio (es más, yo pagué tan a gusto los 40€ a Mundus cuando me fui al Youth Exchange de Bulgaria), pero lo que me parece injusto es que algunas asociaciones te obliguen a hacerlo previamente a la selección, sin asegurarte que hayas sido/vayas a ser seleccionado.

2.- Cómo elaborar el CV y la motivation letter

Una vez hayas encontrado el/los proyecto/s que te gusta/n, toca ver qué piden para presentar la solicitud. Normalmente el Curriculum Vitae es obligatorio siempre, y en la mayoría lo es también la carta de motivación (motivation letter). En algunos esto último no es necesario, porque adjuntan un formulario con preguntas que responderías normalmente en la carta y algunas más. En otros incluso piden las tres cosas… Así que hay que estar pendiente de qué se pide en cada proyecto.
A la hora de elaborar el CV, yo os recomiendo hacerlo lo más sencillo, ordenado y visualmente atractivo posible. Sobre todo esto último. Por supuesto, siempre se puede recurrir al típico modelo de CV Europass pero, reconozcámoslo, es aburrido y muy “sieso” a la hora de leerlo. Hay que ponerse en el lugar de la organización de acogida, que probablemente reciba varias decenas de solicitudes: ¿qué mola más? ¿Un CV currado y medianamente creativo o uno super básico y “del montón”, aunque los dos tengan los mismos datos? Pues eso.

Ocurre algo similar con la carta de motivación. Lo ideal es que cuentes en ella por qué te interesa ese proyecto en concreto (IMPORTANTE: ESE EN CONCRETO; no vale hacer la misma para todos). También puedes aprovechar para enlazarlo con cosas sobre ti que quieres que la asociación sepa, o que ya ponga en el CV y quieras ampliar. Aquí no estamos hablando sólo de experiencia laboral, ni mucho menos. Ten en cuenta que la asociación te va a “contratar” para “trabajar” y convivir contigo durante un tiempo, así que cuanto mayor (y mejor) sea la visión de ti que se hagan, más fácil les resultará decidirse. Yo suelo incluir alguna foto y trato de hacer la carta lo más atractiva visualmente posible, al igual que con el CV. Para ser sincera, he hecho de todo. Desde cartas en formato horizontal con “bocadillos” de colores donde incluía el texto hasta cartas más serias, pasando incluso por infografías con muñequitos, iconos y demás. ¡Y es que todo está permitido! Hay casos incluso de cartas en formato de vídeo. Lo importante es que se adecue al proyecto y exprese de forma clara tu motivación.

3.- Qué hacer cuando piden X idioma

En la mayoría de proyectos no se exige un idioma en particular, excepto un mínimo básico báaasico de inglés para poder comunicarte y para el CV y la motivation letter. Porque sí, tienen que estar en inglés. Pero donut guorri. No hace falta ser un crack del inglés, ni tener vergüenza por si se expresa algo de forma incorrecta. Ten en cuenta que lo más probable es que la asociación de acogida sea de un país donde el inglés no es una lengua oficial, por lo que controlarán el mismo inglés que tú, o puede que menos.
En cuanto a si piden otro idioma (dependiendo de dónde tenga lugar el proyecto) yo recomiendo no echarse para atrás con la solicitud. Yo, personalmente, sólo sé castellano, valenciano/catalán e inglés. Pero cuando he visto algún proyecto en el que valoraban saber francés, portugués o italiano, me ha dado igual y he mandado la solicitud. ¿Por qué? Porque siempre indico en mis cartas de motivación que estoy más que dispuesta a aprender un nuevo idioma. Y que concretamente esos dos idiomas los puedo llegar a entender más o menos, al igual que ellos pueden entenderme a mí si hablo en castellano o valenciano. Tan fácil como eso. ¿Que luego te rechazan? Bueno, al menos que no sea por no haberlo intentado 🙂

4.- Cómo sacar partido de la poca experiencia "laboral" que tengas

Partiendo del hecho de que el SVE es un VOLUNTARIADO y no un trabajo, no es necesaria experiencia laboral o X titulaciones. Pero también es cierto que para desempeñar según qué roles dentro de una asociación, puede ser necesario cierta experiencia previa. Ejemplo: vacante en una asociación que trabaja en geriátricos. Es posible que en este caso la asociación sí pida tener algún tipo de experiencia (ya sea laboral, voluntariado o estudios) relacionada con el tema ya que se necesita una cierta preparación para poder desempeñar bien las funciones.
Eso sí, si de da el caso de que es tu proyecto soñado pero no tienes experiencia previa, hay que buscar la forma de sacarle partido a lo que se tenga. Por ejemplo, para los que se encuentren en una situación similar a la mía (recién graduados), mi recomendación es tratar de buscar todo aquello que resulte un valor añadido: cursos que se hayan hecho, participación en organizaciones juveniles, voluntariado local, prácticas universitarias, etc. Todo vale, siempre y cuando hayas aprendido algo de ello.

5.- Importante: tener una asociación de envío

Como ya he comentado, en algunos casos la encuentras cuando buscas proyecto (porque son ellos los que han publicado la oferta en su web o página de Facebook), pero no siempre es así, ya que puedes encontrar proyectos por otras vías. No tiene por qué ser necesaria durante toda la fase de búsqueda (aunque sí es cierto en en algunos casos SÓLO te permiten mandar solicitud si tienes asociación de envío), pero cuando sí es indispensable es cuando te aceptan para un proyecto. Es entonces cuando la asociación de acogida se pone en contacto contigo pidiéndote los datos de tu asociación de envío, en caso de no tenerlos ya. Yo, por mi parte, suelo facilitar los datos junto con la motivation letter. Esto es importante, ya que cuando te presentas indicando cuál es tu asociación de envío demuestras más “seriedad” que si vas por libre. Que no quiere decir que por no tener asociación en un principio, no puedas mandar solicitud. Pero mi consejo es hablar previamente con alguna asociación española acreditada para que así luego sea todo mucho más rápido. En mi caso, mi asociación de envío es la Asociación Mundus, que como he dicho antes es la misma con la que me fui al Youth Exchange en Bulgaria (por lo que ya tenía la cuota de socia pagada), y porque son requetemajos y es muy fácil contactar con ellos y hablar de una forma cercana y personal a la hora de resolver dudas. Así que lo digo desde ya, asociación 100% recomendada 🙂

6.- Esperar a recibir contestación

Esta, para mí, es la fase más desesperante de todas. Hay asociaciones a las que mandas tu CV y tu carta de motivación (a la que has dedicado un buen rato) y no te contestan. Como lo leéis, ni siquiera para decir que les ha llegado. Y mira, eso lo puedo llegar a entender. Lo que no soporto es que sólo avisen al seleccionado. ¿Tanto cuesta enviar un e-mail conjunto a todos los que no lo han sido? Esto me ha pasado en muuuuuchas ocasiones. Es más, llevo un seguimiento de los proyectos a los que he mandado solicitud (primero lo llevaba en un word, luego en Trello… soy muy friki del orden, lo sé), y en muchos ha llegado a pasar la fecha en la que comenzaba el proyecto sin haber dicho nada. NADA. Al final es algo a lo que te acostumbras, pero joroba.
Pero no todo es malo. Hay asociaciones que sí te contestan (y rápido), tanto para decirte que lo han recibido como para avisarte de si has pasado o no a la siguiente fase. ¡Esas son las mejores!

7.- Pasar a la siguiente fase (entrevista por Skype)

En la mayoría de los proyectos (al menos en todos los que yo he visto) hay una siguiente fase después de mandar la solicitud y es la entrevista por Skype. Es decir, la asociación de acogida selecciona las solicitudes que más le han gustado/más se adaptan al perfil y se ponen en contacto con los aspirantes para acordar una fecha y hacer una entrevista. Yo en concreto he hecho 3 entrevistas (me contactaron para hacer dos más pero me surgió un problema y no me cuadraban las fechas del proyecto, así que tuve que decirles que no 😦 ), y las tres han sido con asociaciones italianas. ¿Mi consejo? Tener a mano el currículum y el application form o la carta de motivación que se mandó para la solicitud, para poder tener un “guión” al que recurrir. Lo más normal es que te pregunten más sobre ti, que les cuentes tus puntos fuertes y débiles, que opines sobre lo que supondría para ti vivir X tiempo fuera de casa, que comentes qué es para ti el voluntariado, etc. Normalmente en este caso el idioma no es un problema: obviamente suelen ser en inglés, pero hay que tener en cuenta (como ya he dicho antes) que la encargada de la entrevista de la asociación no tiene por qué tener el Proficency, así que relax. A mí me ha llegado a pasar que, al no recordar alguna palabra en inglés, la he dicho en castellano y me han entendido perfectamente. Igual con una asociación noruega u holandesa (por poner un ejemplo), no pasa, pero ya os digo que si es italiana, portuguesa, francesa… No habrá problema.

Y eso eso es todo. El siguiente paso es ser (o no) aceptado. En el caso de que sea un “sí”, ya se empieza con el papeleo y la preparación del proyecto y, en caso de que la respuesta sea un “no”: ¡toca seguir intentándolo! Puede haber suerte y que el proceso de búsqueda sea corto, pero en la mayoría de los casos dura más de medio año así que, si estáis pensando intentarlo, ¡mucha paciencia y ánimo!

Y si queréis saber más sobre el Servicio Voluntario Europeo u otros proyectos del programa Erasmus+, os recomiendo visitar las páginas de las asociaciones que he ido nombrando durante el post. Nadie va a informaros mejor que ellos/as ❤

Próximamente habrá un post en el blog explicando en qué consisten los pasos posteriores a ser aceptada en un proyecto. Nos leemos pronto 🙂

 

Anuncios

One thought on “Consejos para buscar una vacante de SVE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s