Reseña: “Caen estrellas fugaces” de José Gil Romero y Goretti Irisarri

CAEN ESTRELLAS FUGACES

Título: Caen estrellas fugaces
Autores: Jose Gil Romero y Goretti Irisarri
Editorial: Suma de letras
Páginas: 524

Sinopsis/contraportada:
El cielo de Madrid se tiñe de rojo sangre… El firmamento parece venirse abajo.

Pero este solo es el primero de una serie de sucesos extraordinarios. A lo largo de dos intensos días de septiembre de 1859, dos personajes opuestos llevarán a cabo la investigación de estos fenómenos. Él es un hombre huraño y cínico, aferrado a la razón, antiguo investigador de falsos milagros que ya no cree en nada; ella, una joven vidente que puede percibir lo que la razón niega pero que vive atemorizada por inquietantes visiones.

Su aventura les conducirá hasta los infiernos, la ciudad de abajo, surcada por pasadizos ocultos; y también a los cielos, sobre los resbaladizos tejados. Juntos, recorrerán ese siglo XIX que se debate entre la fe y la ciencia, la luz y la oscuridad. Allí, donde acechan los monstruos, una singular belleza brilla junto a lo siniestro.

*Tenéis más info en: megustaleer.com

Lo primero que me llamó la atención de esta novela, una vez llegó a mis manos, fue la forma en que estaba narrada. No os voy a engañar, al principio no me convenció. Todo son florituras, estructuras algo enrevesadas y descripciones de situaciones y personajes que en un principio no se acaban de hilar entre sí. Pero poco a poco se le va pillando el truco y al final todo esto pasa inadvertido dejando paso a la historia en sí. Que también es algo enrevesada, ojo. Como ya se indicaba en la contraportada, los autores utilizan recursos cinematográficos para conseguir atrapar al lector en esta trama de intriga y misterios. Por eso resulta curioso que un mismo capítulo esté a su vez dividido en muuuchas partes (o “escenas”) -algunas con apenas un párrafo de extensión- donde se nos muestran diferentes historias paralelas. Esto da lugar a que parezca que pasa muuucho tiempo, cuando en realidad todos los hechos narrados ocurren en apenas 48 horas. Este hecho a mí me confundió un poco, la verdad. Me cuesta creer que se creen vínculos tan grandes entre personajes que se acaban de conocer o la rapidez a la hora de investigar y actuar de la policía española…

CAEN ESTRELLAS FUGACES

Esta es una historia que se va descubriendo muuuy poquito a poco, y hasta casi el final no se llega a ver como un conjunto. Por eso prefiero no contaros nada importante de la trama. Sólo diré que trata de videntes, de ángeles caídos y el demonio, de investigaciones policiales y de sociedades secretas.

Una cosa MUY GUAY es el final del libro, literalmente. Las últimas páginas esconden secciones del mapa de Madrid de la época, donde están seleccionadas las casas o los sitios donde tiene lugar la acción de cada uno de los personajes (EH, OJO, ni se os ocurra consultarlo antes de terminar; yo lo hice y me llevé un spoilerazo que aún me duele).
Lo que más me ha gustado de esta novela ha sido poder pasear por las calles del Madrid de 1859 y observar las similitudes y diferencias respecto a la ciudad que es hoy en día. Las descripciones de los lugares donde tiene lugar la acción, desde los rincones más escondidos hasta las plazas más conocidas, te atrapan y te hacen viajar en el tiempo a una Madrid fría y algo sucia, pero a la vez intrigante y mágica.

Si me dieran a elegir, yo habría alargado el libro unas 50 páginas más, para darle un final más cerrado y con sentido. Tal y como lo dejan te quedas con la sensación de “¡¡¿¿y tanto lío para dejarlo así??!!”. Qué le voy a hacer, no me gustan los finales abiertos. Sobre todo TAN abiertos como este. Pero igual tiene una parte buena y significa que, en un tiempo, tendremos una segunda parte 🙂

CAEN ESTRELLAS FUGACES

Como anécdota, destacaría la conversación entre el inspector Granada y el mesonero de la fonda que hay frente a la imprenta, donde vemos el inicio de lo que se pasaría a ser una gran tradición madrileña 😉 :

” – Haga usted el favor – le dice al mesonero de detrás de la barra-, de esa fritura de pescado que tiene usted ahí, ¿hay algo sin espinas?
– Hombre, tener, tengo calamar, si quiere se lo enharino en fritura.
– Muy bien – asiente Granada mientras saca la cartera-, me prepara quince platos y unas botellas de vino y me lo lleva todo ahí enfrente, a la imprenta. Me dice qué le debo.
– ¿Quince platos y su servicio, caballero? Va a ser un Cristo, con perdón.
Rezonga Granada:
– Pues me abre unos panes y mete la fritura dentro.
Toma asquerosidad“, piensa el mesonero encogiéndose de hombros.
– ¡Marisaaa, abre quince panes y pon dentro fritura de calamar!
La mujer asoma asombrada desde la cocina.
– ¡¿Calamares dentro de un pan?! ¿Estás idiota? “

Anuncios

One thought on “Reseña: “Caen estrellas fugaces” de José Gil Romero y Goretti Irisarri

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s