Mis favoritos de Altea y alrededores (¡parte 2!)

Como ya os comenté hace un tiempo, aquí tenéis la segunda parte del post “Mis rincones favoritos de Altea”. En esta ocasión he añadido 6 más y no me he limitado sólo al término municipal de Altea, ya que lo más habitual cuando vives aquí es moverte por toda la zona (Alfaz del Pi, Calpe, Benidorm…).

Así que, personas viajeras que tengáis pensado venir por la bonita Costa Blanca este verano, aquí os dejo algunas recomendaciones 🙂

Altea

– Castell de L’Olla
Si venís a Altea el segundo fin de semana de agosto y no vais a ver el Castell de L’Olla, permitidme que os diga que lo siento mucho por vosotros porque os estáis perdiendo una maravilla que se da sólo una vez al año.
Se trata de un espectáculo pirotécnico único en España que se lanza íntegramente desde el mar. Cada año se utilizan aproximadamente dos toneladas de pólvora para teñir el cielo de colores con la Illeta de L’Olla de fondo y a la playa acuden unas 50.000 personas para disfrutarlo. Los chiringuitos hacen su agosto (nunca mejor dicho) esa noche de sábado y empiezan a hacer reservas desde principios de junio. Ahora bien, a mi parecer, lo más guay es llevarte un buen bocata, algo de bebida y de picar y plantarte en la playa esa tarde (tempranito, a partir de las 18:00 ya se llena) a esperar a que se haga de noche o tener la suerte de conocer a alguien con una casa con balcón en la zona de la playa. Además, el castillo se hace para celebrar las fiestas de Sant Llorenç, por lo que si os apetece seguir con la fiesta, después hay verbena en la zona de Villa Gadea. Y experconsejo para los que, como yo, tienen auténtico pánico a la pirotecnia: auriculares y una buena lista de reproducción, a ser posible con música bastante movidita que sea capaz de tapar el sonido de los fuegos. Eso es lo que yo llevo haciendo varios años (antes obligaba a mi familia a verlo a más de 3 km de distancia porque si no, y os juro que no puedo evitarlo, me echaba a temblar) y me va genial. Además de que ver los fuegos con música de fondo le da un toque más especial. Este año el Castillo es el sábado 12 de agosto así que, ¡nos vemos por allí!

– Illeta de l’Olla

illeta
Bueno, bueno, bueno. Si os hablaba del Castell no podía dejarme la Illeta. Mi querida Illeta de L’Olla. Una pequeña (unos 3.200 metros cuadrados) formación rocosa que descansa a 470 metros de la costa. Se encuentra dentro del Parque Natural de Serra Gelada y está considerada un Espacio de Protección Arqueológica por la importancia de los materiales hallados para el estudio de las culturas romana e islámica. Si queréis conocer un poquito más de su historia, os recomiendo visitar la página de Easy Altea.
Lo mejor de la isla no es sólo lo bonita que se ve desde la playa, sino que se puede visitar. Algunos valientes se atreven a ir nadando pero, para los que nos cansamos nadando en modo perrito, la mejor opción es alquilar un kayak y llegar a ella remando ya que así, además de cansarte menos, también disfrutas del trayecto.
La isla en sí tampoco tiene mucho misterio. Una pequeña playa de piedrecillas/arena, otra con rocas, una zona más escarpada y algunos lagartos y gaviotas. Pero a mí me encanta. Es un pequeño paraíso en el que disfrutar de la tranquilidad, de las aguas cristalinas y de las vistas de la costa y de la preciosa Sierra Bernia. A parte de ser el icono de la mejor zona de Altea, La Olla (como ya os comentaba en el anterior post, es mi zona favorita y me tiene enamorada ❤ ).

– Díferens
Este bar-restaurante está muy cerca de la playa y, además de comer muy bien a buen precio, se puede ir a cualquier hora. Sí, en algunos sitios te ponen pegas si llegas a una determinada hora para comer o cenar. Eso en el Díferens no pasa: como es un sitio enfocado principalmente al turismo, la cocina no cierra en todo el día. Puedes ir a las 9:30 a desayunar, pero también a las 11:00, a comer a las 12:30 o a las 15:00, a cenar a las 19:00 o a las 22:30… Los desayunos son impresionantes y prácticamente te sirven para pasar el resto del día sin comer. En cuanto a la carta de comidas, tienen pastas, hamburguesas, sándwiches, super ensaladas, baggettes, pescados… Y todo bue-ní-sí-mo. Eso sí, os recomiendo reservar porque SIEMPRE, vayas cuando vayas, parece estar lleno.

– L’Interdit
Si el plan que lleváis es ir a tomar un té o un café, comer a mediodía algo ligero o buscáis algún sitio con pan de diferentes cereales (espelta, sin gluten, etc.) y leches vegetales (soja, arroz, almendra, etc.) este es vuestro sitio. En l’Interdit también tienen “packs” de desayunos, no taaaaan completos como los del Díferens pero muy ricos también. A mí, personalmente, lo que más me gusta es la variedad de tés que tienen y el menú de mediodía, donde se pueden degustar las deliciosas focaccias rellenas o las empanadas de pollo o carne. Este sí que está frente a la playa y al paseo marítimo, por lo que las vistas desde la terraza son geniales. Además, el interior tiene un rollo vintage muy guay, con posters, cartelitos y lámparas chulas por todos lados. Plus: tienen tartas caseras que están muy ricas y suelen tener promociones de café+tarta.

– YouChic + Beard and Burger (food truck)

beard and burger
Qué decir de este sitio… Para empezar, está en la Olla, y ya sólo con eso mola. Fin.
PERO, además, es una casa auténtica de la zona convertida en pub. Creeeeo que en invierno dejan acceder al interior, pero en verano lo que se utiliza es la zona del jardín. Es enorme, está hecho en dos alturas y tiene varias zonas: desde la “pista” central donde suele haber música y tienes cerca la barra, a zonas más escondidas del tipo “chill out” con sofás. El sitio es enooorme, está junto a la playa y en principio y hasta hace bien poco era un sitio al que ir a tomar copas peeero… Desde hace un par de meses también se puede ir a cenar, nada más y nada menos que unas deliciosas hamburguesas del food truck de Beard and Burger. Para los de fuera igual eso último no os dice nada, pero ya os digo yo que antes de estar en formato “food truck”, Beard and Burger era un restaurante del Albir con hamburguesas caseras buenísimas. Ahora se pueden tomar en el YouChic y a muy buen precio (por menos de 10€ hamburguesa + bebida). A mí me encantan y me parece que es una buenísima idea así que os lo recomiendo sin duda alguna. Eso sí, si estáis en Altea “pueblo” (zona del casco antiguo, paseo marítimo, etc.) tendréis que ir en coche y por esa zona es difícil aparcar pero, ¡merece la pena el esfuerzo!

– Paseo del Faro del Albir

faro
Si estás en Altea mirando en dirección al mar, si giras la cabeza verás una gran sierra entrando al mar. Esa es la preciosa Serra Gelada y en su extremo se encuentra el Faro del Albir (antiguamente, de Altea). Geológicamente es un punto de gran interés, ya que divide las bahías de Benidorm y de Altea y tiene grandes desniveles, acantilados y cuevas. La ruta (ida y vuelta) es de unos 5km y está asfaltada, por lo que no presenta ninguna dificultad. Es un paseo con unas vistas geniales de la propia Serra Gelada (las calas, el faro al fondo, la “boca de la ballena”…) y de la Bahía de Altea con Calpe y el Peñón de Ifach de fondo. Durante toda la ruta hay varios miradores, algunos de ellos con explicaciones sobre el entorno.
A la entrada hay un merendero que invita a llevar bocatas y algo para picar para comer allí. Al final del paseo, al llegar al faro, se puede entrar al edificio restaurado y convertido en el Centro de Interpretación Faro del Albir (CIFA) para informarte de su historia gracias a los paneles informativos. Además, desde el “balcón” se tiene una vista chulísima del mar y a veces se pueden llegar a ver delfines rondando la piscifactoría.
Yo recomiendo ir por la tarde o entre semana, que encontraréis mucha menos gente. Ir un domingo por la mañana es un gran EEEERROR, a no ser que os gusten las aglomeraciones e ir caminando a ritmo de procesión. ¡Ah! Y llevad agua, o una botella para llenar en las fuentes al inicio de la ruta porque más adelante no encontraréis.
Plus: es un paseo muy chulo para hacer con perros, pero si no son de llevarse muy bien con otros de su especie, no os recomiendo llevarlos porque suele haber muchos y la mayoría van sueltos.

Yyyyy ¡eso es todo! Si más adelante se me ocurre otro listado de sitios guays de esta zona, volveré con otro post para la sección “favoritos de Altea”. ¡Espero que, si venís por aquí, os sirvan de algo mis recomendaciones!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s